#Cuerpo+mente+espíritu. La alegría de dar.

Aquello que quieras recibir dalo primero. Artículo en memoria de Gerardo Segovia y Gianni Padrón, queridos dadores que la semana pasada partieron a otro plano.

Los venezolanos somos dadores por naturaleza. No deja de maravillarme lo solidarios que somos en las emergencias. Cuando nuestra ayuda es requerida, allí estamos. En las grandes tragedias ambientales lo hemos demostrado. También en la cotidianidad, con nuestros vecinos y amigos. En época de escasez, los intercambios fluyen. En medio del malestar que significa no tener asuntos básicos, cómo nos alegra la posibilidad hacer el cambio de algún producto que tenemos por otro que nos ofrece un amigo o familiar.

Una explicación  es que los seres humanos, cuando observamos el bienestar que nos produce dar, encontramos una extraordinaria herramienta de transformación personal. La alegría de dar nos impulsa a ser mejores personas, a querernos a nosotros mismos y compartir nuestra satisfacción con los demás.

Para algunas personas, ayudar a otros puede ser un objetivo en la vida. No son la Madre Teresa de Calcuta pero cuando logran mejorar la vida de otros, aunque sea un poco, se sienten plenos y felices.  Disfrutan la alegría  del otro.

Karen Berg, directora espiritual del Centro Internacional de Kabbalah  dice que “nuestra vida está construida en la satisfacción que sentimos como resultado de dar a otros, compartir con otros, ayudar a otros. La energía de vida que todos buscamos fluye hacia nosotros a través de amigos y la comunidad que hemos nutrido, a través del amor que es real y puro, a través de los niños, a través de la simplicidad, e inevitablemente a través del crecimiento espiritual.

Para uno de mis coach, Nacho Trujillo, cuándo damos nos conectamos con nuestras posibilidades, nuestros dones y con una visión próspera de la vida, mientras que si estamos siempre en la actitud de querer recibir y de lo que quisiéramos tener pero no tenemos, reforzamos la idea de carencia en nuestras vidas.

Visto así… ¿Qué prefieres? ¿Dar o recibir?  ¿En qué estado emocional te encuentras en este momento que te lleva o te impide dar y compartir? Por si todavía tienes dudas, en los tips te dejo algunos ejemplos de personas y organizaciones que disfrutan el dar. Gracias por confiar.

CUERPO+MENTE+ESPÍRITU

descarga (7)

 

  •  ¿Conoces al Padre Vicente Mancini?

El Padre continúa con las misas en las iglesias de La California y La Trinidad. Una vez al mes hace un retiro en el Divino Niño de La Rinconada y ha fundado el Ancianato, Casa Clínica y Comedores Populares Padre Pío, la Casa Hogar para Varones, la Casa Hogar para Niñas, Niños con Sida… Dirige la Fundación el Buen Samaritano y tiene un programa de radio. Atiende a quien le pida ayuda ya sea en la iglesia, casa, hospital, clínica o funeraria. Tiene los dones de sanación y  liberación. Humilde y bondadoso, trata a todos como un verdadero padre, con amor y misericordia.

La Fundación El Buen Samaritano es una Organización sin fines de lucro, con personalidad jurídica propia, distinta a la de sus asociados y de carácter religioso. Fue constituida el 7 de enero de 1992 por el Pbro. Vicente Mancini Pozzati y un grupo de laicos comprometidos. Leer más en: http://www.eluniversal.com/opinion/131216/conoces-al-padre-vicente; www.carismatica.org/

Asociación Civil Dar y Recibir. La participación de quienes quieren aportar

descarga (8)Dar y Recibir es una Asociación Civil sin fines de lucro, conformada por un grupo de personas que están convencidas que Venezuela es un país lleno de gente solidaria, de allí que muchas problemáticas sociales y ambientales, pueden resolverse o minimizarse con la participación de todas las personas que queremos aportar nuestro grano de arena. Leer más http://www.daryrecibir.org.ve


Espiritas cristianos

En Caracas, Alipio González Hernández dirige una hermosa obra de caridad, brindando atención y desayuno a unas 300 personas semanalmente. Cada lunes, acompañado por su esposa, Ana de Jesús Ríos González, y una veintena de alegres  voluntarios, ofrecen dos arepas rellenas y una bebida caliente a personas en situación de calle o de muy pocos recursos. Les cortan el cabello, les dan ropas donadas a la institución… En su mayoría acuden hombres, aunque también llegan escolares y mujeres. Allí son recibidos con amabilidad para luego sentarlos en un comedor atendido por los voluntarios. Reciben arepas redonditas y nutritivas realizadas con amor desde las 4 de la mañana. El hermano Alipio dice que la doctrina de los espiritas cristianos no es solo literatura sino que va más allá buscando servir a las personas. Recuerda que caridad es amor en acción. “La mejor manera de demostrarlo es ayudando a las personas y promoviendo la paz.”   http://www.mensajefraternal.org.br

Tibisay Wendehake

Coach Ontológico certificada

tiwe.notas@gmail.com

@twendehake