Cuerpo+Mente+Espíritu: La oportunidad para cerrar y abrir ciclos ¿Cómo será tu año nuevo?

Esta columna es una invitación a realizar las reflexiones necesarias para comenzar el año con asertividad, independientemente de lo que fue 2014 y los pronósticos para 2015.

descarga (10)

¡Y llegó 2015!. Con el nuevo año llegan las oportunidades para diseñar los propósitos personales. Buena parte de los seres humanos, por esta época,  buscan revisar el año que pasó y comenzar a dibujar lo que será el próximo. Cada quien tiene su propia mirada de cómo le irá en los próximos 12 meses. ¿Cómo estás viendo el pasado y cómo estás esperando el futuro en puerta? Son respuestas muy personales. Donde sí podemos coincidir es en la acción, en el requerimiento de no quedarnos paralizados o con sueños genéricos, sin objetivos específicos.

Si estás leyendo con frecuencia estas columnas, te darás cuenta de que siempre buscamos mover a nuestros lectores. A realizarles preguntas que les permitan observarse, responderse y decidir si existe alguna faceta de su vida que deseen cambiar para disfrutar de una existencia más placentera, plena de amor, prosperidad, paz y unión con los seres queridos.

Lo bueno de estas fechas de enero es que tenemos disponible la energía del cierre de un ciclo para dejar atrás aquello que nos ha hecho daño, o que no sirve, y luego comenzar a crear lo nuevo que cada uno queremos. Primero soltando lo que no nos ayuda en esta meta y luego visualizando lo que vamos a construir este año.

A mí me ayuda tomar papel y lápiz. Escribir y colocar las fechas para cumplir lo planeado. Vale incluir propósitos espirituales, familiares, de pareja, salud, comunidad o sociales, prosperidad y financieros. Los más creativos lo pueden acompañar con dibujos de colores. Los más tecnológicos utilizan sus equipos y nuevas aplicaciones. El domingo 04 de enero, Oscar Giménez, coach ontológico, en esta misma columna en su artículo “¡Tu creas lo crees!” hablaba del “Mapa de metas”. Una visión diferente del llamado “Mapa del tesoro”. Con recortes de revistas, sobre una cartulina, ilustras los focos de atención para este año y luego explicas cómo los vas a lograr. Hacerlo en familia o en un grupo de amigos es divertido, crea identificación y estímulo para alcanzar las metas.

 

Juan Antonio Pérez, Master en PNL, en su columna del sábado 03 de enero en este diario “¿Por qué fracasan los propósitos de año nuevo?,  explicaba que la mayoría de las metas cumplidas son las que se proponen con estrategias asertivas, con pasos comprobados, y donde no se incluye la suerte.

Si ya estás decidido a que 2015 sea el año para cambiar viejas creencias, estados emocionales no inspiradores, encontrar pareja, compartir más con otros seres humanos o incrementar tus ingresos económicos, ¿qué esperas para diseñar con certeza un plan efectivo para lograrlo?

Una frase que decimos con frecuencia es “El lenguaje no es inocente”. ¿Puedes cambiar el no puedo por el sí puedo en tus conversaciones habituales? ¿qué tal reunirte con personas entusiastas, positivas y dispuestas a lograr las metas que ya han visualizado?  ¿Has probado los beneficios de parar un poco los pensamientos repetitivos y meditar antes de comenzar tus actividades? ¿Qué te hace falta para dar el primer paso?

Nuestras intenciones para los próximos doce meses definirán los logros que tengamos al final de este ciclo. Este nuevo año les deseo mucha luz, salud y alegrías. La prosperidad llegará de la paz y la unión que alcancemos. Si sumamos, tendremos un año de bendiciones. Así que vamos tras él. ¡Esa es mi intención!

Tips:

  1. Mantén tus creencias positivas porque… tus creencias se convierten en tus pensamientos. Tus pensamientos se convierten en tus palabras. Tus palabras se convierten en tus acciones. Tus acciones se convierten en tus hábitos, tus hábitos se convierten en tus valores. Tus valores se convierten en tu destino. Mahatma Gandhi.
  2. La persona que no está en paz consigo misma será una persona en guerra con el mundo entero. Mahatma Gandhi
  3. Cuando el pasado te llame, no atiendas… No tiene nada que contarte. Anónimo.
  4. Tómate un momento especial, al menos una vez a la semana, para hablarle a tu chispa interior y decirle todas las cosas que deseas hacer. Karen Berg.

Tibisay Wendehake
Coach Ontológico
tiwe.notas@gmail.com
@twendehake