#Cuerpo+Mente+Espíritu: Tomorrowland, desaprender y Tesla

Hay dos lobos que siempre están luchando. Uno es oscuridad y desesperación. El otro es luz y esperanza. Pregunta: ¿Cuál gana? Respuesta: Aquel al que alimentas.

descarga (5)

 Tibisay Wendehake / Coach Ontológico certificada

tiwe.notas@gmail.com / @twendehake

tomorrolandUn creciente número de personas estamos empeñados en conectarnos con lo mejor que existe en cada ser humano. A veces nos desanimamos, es cierto, pero al poco rato retomamos el rumbo. Si formas parte de ese grupo, encontrarás en la película Tomorrowland, (La tierra del mañana) de Walt Disney Pictures, la oportunidad de sostener con tu familia o con amigos conversaciones sobre la posibilidad de acceder a un mundo mejor. La clave está dentro de ti. Cuando crees que si puedes, cuando confías en ti, conectas a realidades positivas y eres el dueño de lo que te pasa. El protagonista de tu propia historia mágica.

Si estas en el otro porcentaje de personas que dudan de lo que escribí en el párrafo anterior, comienza a preguntarte; ¿qué están viendo aquellas otras personas, que yo no estoy viendo?

¿Cómo logras? Un buen comienzo es a través de tu entorno, y de las personas con quienes te reúnes. Una frase del film te puede hacer “tilin” para ilustrar esta práctica. Es cuando una de los protagonistas afirma: “Los soñadores deben estar juntos”. Definitivamente, como decimos en el coaching ontológico, tu lenguaje genera tu realidad. Si estás con personas que comparten esta creencia, al mantener conversaciones asertivas se abrirán las puertas para ir tras las metas propuestas.

Dejar de quejarte, para ir tras la acción. Como diría nuestra amiga Mary Carmen Sobrino, en su conferencia motivacional, “Dejar el ayayay”. Soltar el estrés paralizante para quedarnos con el estrés que nos mueve a lograr objetivos.

Tomorrowland, escrita, dirigida y producida por Brad Bird, es también una invitación a desaprender para volver a aprender. A dudar de la lógica que te dictan los juicios que tienes solo en tu cabeza para luego escuchar las versiones, o la mirada, de otra persona. La curiosidad de Casey Newton una joven de 17 años, representada por Britt Robertson, la lleva a conocer un hermoso futuro, posible, para la humanidad. Su capacidad para no rendirse la califica como “una persona especial” que rescata la credibilidad del desanimado Frank Walker, interpretado por George Clooney.

Otra frase de Casey, que quizá muchos ya conozcan, pero que siempre es estimulante recordar es: Casey Newton: “Hay dos lobos que siempre están luchando. Uno es oscuridad y desesperación. El otro es luz y esperanza. Pregunta: ¿Cuál gana? Respuesta: Aquel al que alimentas”.

Al salir de la película, muchos querrán investigar sobre si existen en verdad los “Taquiones” y sobre Nikola Tesla, inventor de origen serbio, quien a finales del siglo IXX y a comienzos del siglo XX causó revolución por sus inventos en el campo del electromagnetismo. Olvidado por muchos años, en la última década han surgido una ola de admiradores entre artistas y científicos, instituciones y empresas, como la española Telefónica, que se han dedicado a rescatar sus aportes. Hoy Tesla es considerado el verdadero fundador de la tecnología moderna.

Tips.

  • “Más que nunca es necesario detenerse y escuchar a Nikola Tesla, el niño que descubrió la electricidad acariciando a su gato y que dedicó los siguientes 80 años a averiguar qué maravillas se ocultaban tras esas chispas”, explican Miguel A. Delgado y María Santoyo, comisarios de la exposición. “Nikola Tesla. Suyo es el futuro”, patrocinada por la Fundación Telefónica en España, entre finales de 2014 y comienzos de 2015.
  • Agregan que aunque sus inventos alumbraron nuestra civilización eléctrica, el mérito histórico del serbo-americano Tesla (Smiljan, 1856-Nueva York, 1943) recayó en Edison y Marconi.
  • Nikola Tesla no solo concibió la corriente alterna y la radio, también fue pionero en tecnologías visionarias como la robótica, los aviones de despegue vertical, las armas teledirigidas, las lámparas de bajo consumo, las energías alternativas o la transmisión inalámbrica de electricidad.
  • “Yo no viajo por los espacios imaginarios, mis trabajos crean realidades”, replicaba con 80 años a sus detractores.

Fuente: Diario 2001.