Gestionar la motivación en tiempos difíciles

“Todos nuestros sueños pueden hacerse realidad, si tenemos el coraje de perseguirlos.”  Walt Disney

motivacion2

 

Oscar Giménez / Coach Ontológico Profesional

coach.oscar.g@gmail.com / @oskar_coach

Los tiempos difíciles representan un gran reto para la energía vital. Bregar con el desgaste cotidiano y la sensación de frustración hace que los tiempos difíciles tengan un transitar pesado. Ya son difíciles y la sensación de tener poco oxigeno cada día nos ponen en una situación de merma de energía vital. Coloquialmente se le llama “depre”, y se refiere a la imposibilidad de ver salidas distintas a lo mágico (irse del país, la ilusión mesiánica, la lotería…) Lo máximo que se escucha articular es la palabra “resistir”, esperar que pase la tormenta.

La energía vital cae porque el protagonismo de la solución se pone fuera, es como entregar el poder de acción que tenemos a un tercero, de quien hay que esperar que lo haga bien. Este proceso de poner el propio devenir en manos extrañas es el que produce la sensación de “vaso vacío”. El foco no está en resistir, sino en conquistar el poder de reinventar-se a partir de las circunstancias que van emergiendo.

Lo elevados niveles de motivación se manifiestan en energía para sostener la acción en el tiempo. Es muy común escuchar el reclamo sobre la ausencia de “alguien” o “algo” que motive a las personas, a los equipos o al país. Para gestionar la motivación en tiempos difíciles es necesario bajarse de esa nube: nadie puede motivar a nadie! Esta sensación de energía que dirige hacia la acción pertenece al santuario individual de cada ser humano.

La palabra motivación proviene de “motivo”, es decir cuál es la razón que mueve la energía de una persona. Este motivo tiene el rostro de la necesidad. La energía se genera y desborda cuando la persona identifica una necesidad que urge satisfacer. El despliegue de la acción concentra todos los recursos personales para lograr la satisfacción.

También la palabra motivación insinúa movimiento o algo que motoriza a alguien. En realidad, convendría hablar de motivi+acción, la energía vital tiene un foco y hacia allí dirige la acción. Por esta razón, durante los tiempos difíciles no basta con resistir porque es poner fuera el poder personal de acción; más bien se trata de “reinventar-se”. Es capital hacer contacto con necesidades profundas (que quiero, sueño, sentido, libertad, amor …) para diseñar un propósito y declararlo como norte. Este foco de atención tiene el poder de dirigir toda la energía vital en una misma dirección. Para concretar el propósito hace falta declarar logros a corto plazo, de forma que la motivación disponible se vea reforzada con la celebración de la conquistas.

Siempre es posible elegir: resistir o reinverntar-se, los dos son términos excluyentes. Hay que tener en cuenta que se gasta más energía en resistir, y tiene consecuencias devastadoras para la salud en el mediano plazo.

La ecuación “motiv+acción” resuelve la pregunta sobre la motivación en tiempos difíciles: la clave está dentro de cada uno y en la maestría para hacer contacto con los propios motivos o razones para vivir.

4 claves para reinventarse en tiempos de crisis

  1. Identifica tus necesidades y recursos en términos de propósito
  2. Declara metas o logros alcanzables y visualízalas
  3. Arriésgate a probar caminos diferentes para lograr tus metas intermedias
  4. Celebra tus conquistas, sin perder de vista que son solo un escalón
  5. Escribe y pon en un lugar visible: Nadie tiene el poder de motivarme, el motivo de mi vida soy yo.

Tips

intento-de-la-mano-para-alcanzar-algo-silueta-42441536Las 16 necesidades básicas de las personas son: el deseo de poder y de independencia, la curiosidad, la aceptación, el orden, la salvación, el honor, el idealismo, la necesidad de contacto social, la familia, el estatus, el amor, la venganza, el alimento, el ejercicio físico y la tranquilidad (Steven Reiss).

“El éxito de la vida no está en vencer siempre, sino en no desanimarse nunca.”  Anónimo

“Muy poco se necesita para tener una vida feliz, está todo dentro de ti mismo, en tu forma de pensar.” Marco Aurelio

“Hoy me di cuenta que nunca es más temprano que hoy para recomenzar y nunca tan tarde como hoy para lamentaciones.”

Fuente: Diario 2001