Opinión: ¿Asegurar mi automóvil en tiempos de Crisis?

¿Asegurar mi automóvil en tiempos de Crisis?

José Vargas Hungría *

jose.vargas@tuasesordeseguros.com

Estamos experimentando muchos cambios económicos debido a una devaluación constante de la moneda y una inflación que cada día desmejora nuestros activos en lo que respecta los valores a riesgos y por ende las sumas aseguradas que tenemos en nuestras pólizas.

Uno de los temas más complicados a nivel de aseguramiento, es el caso de las pólizas de cobertura amplia de los automóviles. Esto debido a algunas de las siguientes razones que les quiero comentar:

  • Valor actual de reposición del Vehículo
  • Valor máximo de aseguramiento por parte de las compañías de seguros a través del tabulador INMA.
  • Reposición de repuestos por parte de las aseguradoras al momento de un siniestro
  • Capacidad de pago del asegurado.

 

Valor actual de reposición del vehículo. Los asegurados han venido experimentado a lo largo de 2014, debido seguros-automovilesla devaluación de la moneda y la inflación, un elevado costo de las coberturas que ofrece el mercado asegurador, sobre todo en la llamada póliza de automóviles Cobertura Amplia. Empezando por las actualizaciones de las sumas aseguradas, las cuales se han multiplicado debido al efecto oferta y demanda en la venta de las unidades vehiculares, ya que con la merma en la producción de las ensambladoras automotrices, por la falta de asignación de los recursos en moneda extranjera que ha traído el control de cambio que ya supera más de 10 años, la industria se ha visto obligada a minimizar el ensamblaje de sus unidades.

Hoy en día el mercado utiliza el término valor especulativo, sobre las pocas unidades que salen al mercado a precios exorbitantes, que distorsionan los valores reales de todo el parque automotor existente en Venezuela.

Valor máximo de aseguramiento por parte de las compañías de seguros a través del tabulador INMA.  A raíz de esta situación las compañías de seguros han tenido que estar constantemente actualizando las sumas aseguradas de los vehículos que mantienen en sus carteras de clientes.

Existe un riesgo permanente al momento de un siniestro, cuando una suma asegurada de un vehículo está  infrasegurado  y,  debido a los altos costos de las piezas y repuestos automotrices, el valor del mismo supere el 75% de la suma asegurada, ya que según el condicionado de la póliza se determina que se le otorgará  pérdida total al vehículo que llegue a esos porcentaje.

Esto trae como consecuencia para los asegurados, que constantemente tienen que estar actualizando los valores de sus vehículos y por supuesto pagando aumentos de prima de  su póliza de automóvil cobertura amplia.

 

autitoReposición de repuestos por parte de las aseguradoras al momento de un siniestro. La otra dificultad que existe para las aseguradoras, es que al momento de la “hora de la verdad” de la póliza, los asegurados exigen, como debe ser, que les sea indemnizado lo antes posible con los repuestos que necesite su vehículo al momento de cualquier siniestro, para tenerlo operativo. Esto para las compañías e intermediarios, se hace cuesta arriba, por el mismo problema de desabastecimiento de los mismos, ya que en su mayoría, es mercancía fabricada fuera del país y debe ser comprada en moneda extranjera.

Las compañías no se niegan a pagar indemnizaciones monetarias a los asegurados que estén de acuerdo con las mismas por concepto de siniestros donde no se ubiquen los repuestos, pero la mayoría de ellos no aceptan dichas indemnizaciones monetarias, ya que la inflación y especulación es tan elevada, que al momento de conseguir dichos repuestos, esa cantidad pagada por la aseguradora en su momento no es suficiente para poder reponer los mismos.

El tema de repuestos para la póliza de automóvil, es un dolor de cabeza para las aseguradoras, ya que debido a la especulación los índices de siniestralidad que podrían experimentar las compañías de seguros, tiene límite. Por eso es vital para el equilibrio de las carteras de pólizas de automóviles, mantener las actualizaciones de valores a riesgos y puedan estabilizarse con primas los siniestros causados en el año póliza.

Capacidad de pago del asegurado.Este punto a mi parecer es uno de los más preocupantes que vive hoy en día el consumidor de pólizas de automóviles (Cobertura amplia), ya que personas que adquirieron vehículos a precios ajustados a una economía que no había sido tan erosionada en su valor adquisitivo, en 2014 experimentaron un aumento hasta de un 400% del valor anterior y por consiguiente la prima de seguros aumenta en un valor similar.

Los intermediarios tienen que saber manejar con mucho equilibrio sus carteras personales de este ramo, para no perder parte de su activo.

Se debe trabajar en algunos casos valores mínimos de los bienes aceptados por las compañías de seguros; ofrecer productos novedosos de este ramo con deducibles, cambios de cobertura (solo Robo del vehículo), y convertir pólizas a solo la de Responsabilidad Civil de vehículos, la cual es obligatoria según la ley de tránsito. Eso depende de cada asesor que desee mantener y ofrecer el mejor servicio en tiempos de crisis.

A nuestro parecer los momentos que vivimos nos van a exigir que estemos evolucionando con nuevas ideas y lo más importante que logremos colocarnos como dice el viejo refrán “En los zapatos del cliente“.

* Corredor de Seguros