¿Tienes un sueño? Los sueños se pueden planificar estratégicamente

Ante cada un obstáculo, diseña una estrategia para manejarlo. Las dudas deben ser escuchadas y respondidas para que no saboteen tus sueños

horizonte_mirando

Tibisay Wendehake / Coach Ontológico certificada

tiwe.notas@gmail.com /@twendehake

¿Saben que existe una universidad de los sueños? Un lugar donde enseñan a planificar estratégicamente el cumplimiento de tu sueño. Lo supe gracias a la excelente iniciativa “Un viaje al principio la Eternidad” de la Directora del Centro Internacional de Kabbalah, Karen Berg, quien conversó con líderes y expertos en temas espirituales, entre ellos Marcia Wieder, Fundadora y CEO de DreamUniversity.com

Inmediatamente, pensé escribir este artículo porque la misión de esta columna es compartir temas o herramientas de crecimiento personal y espiritual. El coaching es entrenamiento y, como los deportistas, si quieres mejorar debes seguir entrenando. Por estos días, en Venezuela pareciera que el esfuerzo requerido para crecer es mayor. Si quieres descubrir tu potencial, el camino a la prosperidad, el éxito en tus relaciones personales o las respuestas a tu vida espiritual, la técnica es no parar la búsqueda ni la práctica.

Por extravagante que parezca, -tal como fundar una universidad de los sueños, como Marcia Wieder- se trata de diseñar la estrategia para cumplirlo. Para ella, un sueño no es una fantasía. La diferencia entre un sueño y una fantasía es que, en el caso de un sueño se puede diseñar la estrategia para llegar él.

Si una persona no sabe cuál es su sueño, ¿cómo podría hacerlo realidad? Una forma, planteada en la universidad de los sueños, es devolver a la gente al centro, a su sueño principal, a cuál es su propósito en la vida. La recomendación es buscar en el pasado, mirar en el presente y visualizar el futuro. Primero, ir a la niñez, generalmente de esa época tenemos una herida que nos forma (uno de mis maestros, Ignacio Trujillo, la llama Herida Sanadora); luego mirar tu vida actual en la búsqueda de una pasión para descubrir quién eres ahora, lo que realmente amas, y lo que es importante para ti. La sugerencia es buscar un hilo conductor en las épocas dónde estabas más vivo y lleno de energía. También puedes ver al final de tu vida pensando en una frase para tu lápida; o puedes preguntar directamente al Creador: ¿cuál es el objetivo de mi vida?

Marcia Wieber plantea que ningún sueño es demasiado grande, ni demasiado pequeño. La pregunta es: ¿qué es importante para ti? Cuando ella anunció a su familia y amigos, hace 30 años, que cerraría su negocio de mercadotecnia para iniciar la Universidad del Sueño, su madre dijo: ¡Ayyy! Un amigo dijo: ¿tiene que llamarle soñar? Es como frágil, por qué no “planteamiento de objetivos”? Ella respondió: “creo que los objetivos son realmente importantes, pero primero debemos estar en contacto con nuestros sueños, conectar con nuestros corazones y nuestras almas, entonces los convertiremos en objetivos y proyectos”.

Las personas que van más allá de ¿Qué pensarán de mi?, cuando entienden que se trata de un objetivo de vida, no les importa cómo son vistos. Cuando dicen: “No más” a lo que ya no es verdad, tienen energía para decir: “¿y ahora qué?” para dedicarse a lo que verdaderamente es trascendente.

Las dudas son un buen paso para comenzar. Es cierto que internamente tenemos dos voces. Marcia Wieber sugiere darle voz a la duda, escucharla en lugar de ir contra su punto de vista. Cada vez que encuentres un obstáculo diseña una estrategia para abordarlo. Una creencia es aquello que internamente piensas sobre ti mismo, el mundo, o tu sueño. La estrategia es un trabajo externo, es lo que necesitas para gestionar los obstáculos.

En Venezuela, somos grandes emprendedores y en momentos de crisis surgen más los deseosos de comenzar su propio negocio. Si este es tu sueño, y el obstáculo es no sé cómo hacerlo, una estrategia es tomar un curso para nuevos emprendedores. Otra es encontrar un socio. Si el problema es el dinero, ¿qué tal comenzar con un intercambio?

Si ya tienes tu lista de estrategias y sigues pensando que no puedes, lo que corresponde es un poco de trabajo interior. Reconocer que las creencias nos paralizan o nos llevan hacia adelante. Si estás claro en ello, ejercita el musculo de confiar en ti mismo. Continúa el entrenamiento. Si tu sueño, realmente te importa, seguirás adelante y no pararás.

Tips:

  • En momentos de crisis, las personas pueden olvidar sus sueños porque están muy ocupados con sus realidades cotidianas.
  • Concentrados en lo que no tienen o no consiguen, olvidan cuál es su sueño o no recuerdan cómo es soñar.
  • Parafraseando a Henry Ford: Si dices que puedes o que no puedes, en ambos casos tienes razón.

 

Fuente: Diario 2001