Venezuela: Las criptomonedas plantean serios retos para las empresas

Las criptomonedas son medios virtuales para recibir dinero y efectuar pagos y, por lo tanto, no se acuñan como monedas ni se imprimen como billetes desde los bancos centrales, señaló el especialista en Administración de Riesgos en legitimación de capitales/FT, Wilfred Rodríguez, en un evento de capacitación organizado por Seguros Venezuela, dirigido a sus empleados e intermediarios de seguros, con el objetivo de dar a conocer nuevos instrumentos que podrían ser utilizados para la legitimación de capitales/FT y las medidas para mitigar dichos riesgos.
Explicó que entre las ventajas del uso de este dinero digital destacan que no existen intermediarios, los pagos se formalizan en minutos, la realización de las operaciones es sencilla y se pueden realizar desde cualquier país.
Durante su charla, Rodríguez señaló que actualmente, existen más de 1.600 criptomonedas distintas, de las cuales la más reconocida es el Bitcoin, pero conviven otras, como el Onyx; y el Petro, este último creado recientemente por el Gobierno, sobre ésta última si se han establecido regulaciones para su incorporación al sistema financiero
venezolano a través de algunos sectores autorizados.
Inversión riesgosa
El también director de Consultores Integrales de Administración de Riesgos (Coniarca) resaltó que estos medios virtuales de intercambio implican también una serie de riesgos para las empresas, especialmente las vinculadas al área financiera y de seguros.
Entre ellos, mencionó el de “la reputación, la alta volatibilidad que tienen estas monedas, y la ausencia de leyes regulatorias sobre su uso en muchos países. También el anonimato, que implica hacer transacciones con ellas y su utilización en mercados negros, así como el resguardo inadecuado de las claves de las wallets (billeteras virtuales)”.

Otras amenazas son: “su posible uso en estafas y fraudes, el hecho de que son instrumentos de pago experimentales y la posibilidad de ser usadas para la legitimación de capitales por el anonimato”, manifestó Rodríguez, durante el encuentro anual “Nuevos riesgos de legitimación de capitales, económicos y delitos informáticos que impactan al sector asegurador”.
Dificultades para las empresas
Rodríguez señaló que, para las empresas, las criptomonedas plantean serias dificultades respecto a cómo hacer el tratamiento contable y tributario de estos activos.
Resaltó que en el primer caso pueden ser contabilizadas como activos intangibles (bajo la norma NIIF 38) o como inventario (NIC2).
El experto recomendó a las personas jurídicas, especialmente las compañías de seguros, que “conozcan a mejor a sus clientes y obtengan toda la información posible sobre sus activos y transacciones virtuales”.
Por otra parte, señaló que la tecnología subyacente tras las criptomonedas, llamada blockchain, es “una base de datos o un libro de contabilidad digital formado por cadenas de bloques, y diseñado para evitar su modificación, mientras otros equipos y personas
llamadas ‘mineros’ validan las nuevas entradas”.
Resaltó que una operación en criptodivisas no está finalizada hasta que no está añadida en el blockchain, lo que lleva unos minutos y además es irreversible, pues no puede ser borrada ni alterada. Mientras están haciendo operaciones, las unidades no están
disponibles para su uso, lo que previene un gasto doble, fraude o duplicación.
No obstante, comentó que esta herramienta puede ser aplicada a otros ámbitos más allá del dinero virtual. Por ejemplo, “los seguros podrían tener las historias médicas en esta base de datos y mantendrían la información actualizada de sus usuarios en tiempo real, lo que minimizaría los riesgos para estas empresas”.
Este evento, contó también con la participación del abogado consultor en Derecho Penal, Fernando M. Fernández, quien disertó sobre “las sanciones económicas en sus diferentes escenarios, el impacto en el sistema financiero venezolano y recomendaciones”.

 

Fuente: Comstatrowland